Soy el Señor último momento

Gate, gate…todo es Gate Gate, se va, se va, se va.  El tiempo pasa tan rápidamente, aun cuando queremos detenerlo, no podemos, se va, se va y se va.  A veces cuando pienso en esto, sería mucho más libre de estrés para todos nosotros, si nuestra práctica, nuestro negocio, trabajo y responsabilidades pudieran seguir funcionando sin que nosotros hiciéramos nada, ¿no creen?  Desgraciadamente, esto no es posible.  Todo lo que queremos conservar, se va y se va muy rápido, y todo lo queremos evitar, se mueve lentamente.  Así es que todo es Gate, Gate.  La gente que habla inglés no debería de leer esto como “Gate” como “Bill Gate”, se debe pronunciar “Gatey”, pero se escribe “Gate”.  Ni hablar,  la gente educada en inglés leen “Gate” como “Geit”, nosotros leemos “Gate” como “Gatey”, y tal vez haya otros que leerán esto como “Geyti”.  Así es que hay muchos ángulos hasta para pronunciar la palabra “Gate”.

Hablando de “Gate”, algunos de ustedes pensarán, “Ay no, este tipo debe de estar hablando de la impermanencia OTRA VEZ!”  Sí, desgraciadamente la impermanencia está ahí, no depende ni de ti ni de mi el decidir.  ¿Qué hacer?  El problema es que de una forma u otra, somos el Sr., la Sra o la Señorita “último momento”.  Es posible que seamos buenos para cierto tipo de cosas y para otras dejemos todo para el último momento, sobretodo cuando se trata de práctica espiritual o de acciones virtuosas.  Veo a muchos de mis amigos y estudiantes retrasando su práctica, retrasando la preparación de algún programa virtuoso, particularmente retrasando la planeación y haciendo los programas a última hora, hasta que se vuelve tan estresante que nada se logra.  Aun si algo se puede hacer, se hace de una manera muy poco profesional.

Sacando un espejo y viéndome a mi mismo en este momento, mientras empaco para un pequeño viaje a la tierra de Jetsunma, yo mismo soy “El Señor del último momento”, si es que hubiera tal título, pienso que yo me lo merezco.  Me siento un poco frustrado de no poder encontrar muchas de mis pertenencias y cosas que quisiera llevar.  Incluso ahora, hasta pensaba echarle la culpa a alguien más.  Y después pensándolo bien, me dije, “Qué no es mi propia responsabilidad el empacar y llevar mis propias cosas?”

Debido a que todo es “Gate Gate”, deberíamos de estar preparados por lo menos al final del día para enfrentar la realidad de la vida que la mayoría de nosotros nos negamos a aceptar, a decir o a escribir.  Cada celebración de cumpleaños que he pasado, siempre me río conmigo mismo, me recuerda que estoy cada vez más cerca de mi propia tumba, ¿qué hay de celebración en esto?  Y también me recuerdo a mi mismo, que debemos apreciar mutuamente nuestra amistad y compañía en este momento, por que todos nosotros tarde o temprano tendremos que irnos a nuestras propias tumbas y cuando nos encontremos en cuerpos distintos de nuevo, si es que lo hacemos, no podremos reconocernos, a menos que seamos omniscientes.  Así es que no solo el cuerpo es Gate Gate, sino que la memoria también será Gate Gate.

No sean como yo, no quieren ser coronados como “El Señor último momento”.  Se consciente del Gate Gate y deja que cada minuto que pasa sea sin lamentarte, permite que cada momento de tu vida esté lleno de gozo y apreciación, permite que cada respiración que tomas sea un recordatorio de la impermanencia, y con este recordatorio, jamás desperdiciarás tu vida errando y desperdiciando tu energía pensando, hablando o haciendo tonterías.  No seas como yo, se espontáneo y bien organizado.  No seas como yo, no hagas todo al último momento.

Finalmente, quiero agradecer a mi querida Jetsunma Tenzin Palmo, a, Khempo Ngawang Sangpo y a todas las monjas de Dongyu Gatsal Ling por mandarme tal sorpresa para mi cumpleaños.  Puedo ver a Jetsunma cargando a un bebé dragón, casi como si me estuviera cargando a mi de bebé.  Nos conocemos desde que yo tenía dos años, ¿lo pueden creer?  De nuevo, Gate Gate.  Yo deseo con todo el corazón, que todos nosotros, como quiera que estemos conectados, seamos amigos virtuosos unos para otros, para que vayamos Gate Gate juntos y logremos la iluminación juntos.

 

Final, finalmente, gracias a todos ustedes mis amigos y alumnos por el maravilloso cumpleaños que nos dieron tanto a Thuksey Rimpoché como a mi.  Aun que los cumpleaños no son mi ocasión favorita,  ya que yo entiendo y aprecio esto como una expresión de amor y calidez, realmente me divertí mucho esta vez y yo se que mientras sigamos juntos, seremos capaces de beneficiarnos unos a otros a través de distintos medios y habilidades.  Y ahora, pienso que debería iniciar mi camino hacia el aeropuerto.  No pienso que sea una buena idea el volver a perder mi vuelo.

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template