Amando a nuestros padres.

Creado en Lunes, 14 Mayo 2012 16:16
Visto: 2071

1

 

Haciendo oraciones de aspiración con mis padres.


El USB en nuestro corazón o nuestra mente, a veces es muy engañoso, almacena información inútil y tira a la basura información importante en la papelera de reciclaje. Yo siempre les digo a mis amigos y alumnos que no guarden cosas inútiles consigo mismos, su corta vida es su capacidad de memoria, por lo menos en esta vida. Utilícenlas para almacenar cosas buenas, cosas que puedan darle a su ser interno un desarrollo positivo y no guarden cosas que muevan sus emociones hacia arriba y abajo. No queremos perder nuestro tiempo limitado en ser emocionales, ya sea hacia la excitación o hacia el enojo, de cualquier forma es una pérdida de tiempo y energía. Debemos mantenernos siempre balanceados. Si nos damos cuenta de que en este momento estamos sobre excitados o emocionados, debemos entonces bajarnos a nosotros mismos. Cuando nos sentimos enojados, debemos enfriarnos. Si nos sentimos deprimidos, debemos animarnos a nosotros mismos. Al mantener un estado consciente de vivir en el presente, siempre nos mantendremos en el camino medio, definitivamente no nos volveremos locos. Nada en el mundo externo nos mandará hacia arriba y hacia abajo. La vida naturalmente será maravillosa.

 

Por lo tanto, es muy importante educar a nuestros hijos sin motivarlos a ser emocionales y sin alimentar sus egos. Cuando pienso en la cantidad de problemas que los niños y adolescentes les llevan a sus padres, familias, escuelas, comunidades etc., siempre siento que deberíamos apuntar el dedo hacia los padres. Los niños son importantes porque son nuestro futuro, pero lo más importante son sus padres. Los padres deberían cuidar con amor a sus hijos, así como un jardinero cuida a sus flores.

 

A veces como padres quisieran consentir a sus hijos con muchas cosas, pero deben tomar un paso hacia atrás y pensar en las consecuencias. Desgraciadamente, muchos padres hoy en día ven a sus hijos como productos para presumir a los demás. Eventualmente, muchos de estos niños crecerán con grandes problemas de ego. Los padres tienen grandes responsabilidades, aparte de ganarse la vida, tienen que ponerle todo el esfuerzo y el corazón para asegurarse de que sus hijos crecerán bien. El cuidar de los niños, realmente no es la tarea de tus sirvientes.

 

Cuando yo era muy pequeño, me llevaron a mi monasterio. A diferencia de muchos de ustedes, por ser quien soy, no tuve la preciosa oportunidad de ser cuidado por mi madre. Mi madre también estaba muy ocupada acompañando a mi padre quien era muy activo y exitoso en sus actividades espirituales. Cada vez que mi madre tenía una oportunidad de quedarse conmigo, ella me educaba a través del buen ejemplo. No me fastidiaba demasiado, ella me enseñaba por medio de sus acciones. Me doy cuenta de que hoy en día, los padres regañan demasiado, los niños se cansan de escuchar a sus padres regañarlos, y por lo mismo se van a buscar atención a otro lado. En lugar de regañar, los padres deberían de ser comprensivos y ser buenos ejemplos. Si los padres siempre son agresivos y están llenos de emoción, sus hijos inconscientemente seguirán el mismo comportamiento. Más tarde cuando los niños se convierten en un gran dolor de cabeza, los padres pueden culpar a la escuela, la sociedad, los sirvientes, a todo el mundo. Los padres necesitan ser conscientes siempre, porque los niños siguen el ejemplo de los padres y adoptan sus hábitos sin que los padres se den cuenta.

 

Como niños, necesitamos recordarnos constantemente lo amables que son nuestros padres con nosotros. ¿Recuerdas aun quien te levantaba cuando llorabas por hambre, o por haberte caído y lastimado? El amor de los padres hacia los hijos es incondicional, a veces lo expresan de maneras extrañas, pero la mayoría del tiempo, nosotros crecemos en el amor y el cuidado de nuestros padres. Por supuesto que existen padres que no son responsables y que son abusivos. Pero la mayoría de los padres son amables y amorosos con sus hijos, ya sea que esa amabilidad sea sabia o no, ese no es el tema, el tema es que nuestros padres nos aman sin condiciones, y sin embargo, la mayoría de nosotros como hijos, amamos a nuestros padres con una serie de condiciones.

 

Mientras que nos estamos haciendo viejos cada día, tenemos que recordar que nuestros padres tampoco se están haciendo más jóvenes. Nuestro tiempo con ellos es limitado y por lo mismo, cada vez que tengamos tiempo para pasarlo con nuestros padres, hagámoslos felices, hagámoslos reír. No existe un mérito más grande que el regresar la amabilidad de nuestros padres, especialmente nuestras madres. En todas nuestras oraciones decimos, “todos los seres sintientes madres”. En nuestras múltiples vidas pasadas, hemos tenido muchos seres distintos como madres, algunos en esta vida se vuelven nuestros amigos, mascotas, socios de negocio, incluso nuestros enemigos. Cuando te pones a pensar a fondo, si puedes recordar lo amable que ha sido tu madre de esta vida contigo, en cada vida pasada, cada una de tus madres también ha sido amable contigo. Al tener este pensamiento y entendimiento, no hay manera que puedas lastimar a nadie, no hay manera que puedas pensar en comerte la carne de otros seres, no hay manera siquiera que puedas pensar en abusar de otro ser, porque todos son “seres sintientes madres”.

 

Hoy es el día de las madres. Se que muchos de mis amigos y alumnos están ahora ofreciendo atención especial y respeto a sus madres en este día. Por lo mismo es que todos los comerciales de TV, y todos los espectaculares nos recuerdan que debemos comprarle algo a nuestras madres. Esto es tan solo un truco comercial. Lo que tenemos que hacer es hacer que cada día sea el día de las madres, y seguir recordándonos a nosotros mismos que todos los seres han sido nuestras madres en una vida u otra. Piensa en la amabilidad de la madre, aprecia el amor y la bondad de todas nuestras madres de todas nuestras vidas. Esta es la práctica de la espiritualidad y la práctica de Bodhisattva. Feliz día de las madres….Todos los días!